En muchas ocasiones observamos por medio de radiografías tridimensionales como los escáner CBCT o a simple vista en intervenciones quirúrgicas, la ausencia de hueso en los dientes o alrededor de los implantes.

En estos casos es muy importante realizar una regeneración de hueso para conseguir resultados exitosos a largo plazo.

Además, tras realizar la extracción de un diente sabemos que se va a producir una remodelación ósea, perdiéndose gran cantidad de hueso en dicha zona. En muchas ocasiones es importante realizar un ROG (regenaramiento óseo guiado) para compensar la pérdida de hueso que va a acontecer y así poder optar a realizar posteriormente un tratamiento rehabilitador más conservador ya sea con implantes o con prótesis fija como puentes de cerámica.

equipo-clinica-dental-iturralde-tafalla

Regeneración ósea guiada (ROG)

Las técnicas de Regeneración de hueso son unos tratamientos que venimos haciendo desde hace muchos años para conseguir la formación de hueso nuevo en zonas donde hay una carencia o deficiencia del mismo.

Son tratamientos muy sencillos de realizar, en la mayoría de los casos sin sufrir el paciente lo más mínimo y obteniendo resultados muy satisfactorios siempre y cuando se sigan unas pautas establecidas.

El hecho de perder hueso da aspecto de envejecimiento, ya que se produce: hundimiento de los labios, acortamiento de la cara al disminuirse la dimensión vertical del tercio inferior, aspecto de aumento de “papo”, se marcan más los rebordes del hueso de los pómulos y la mandíbula, aparición de arrugas, etc.

Optamos por realizar estos tratamientos de aumento óseo cuando el paciente quiere colocarse implantes, coronas, etc, con la intención de preservar el volumen periodontal, mantener la estética y poder llegar a cabo los tratamientos planificados, que sin regeneración ósea sería imposible restaurar.

A día de hoy, en la mayoría de las regeneraciones utilizamos biomateriales sin necesidad de coger hueso del propio paciente de otras zonas.

El objetivo de estos tratamientos es conseguir una estimulación de las células osteogénicas para que proliferen en la formación de hueso nuevo, siendo imprescindible durante este proceso aislar o separar mediante barreras como membranas la zona regenerada de las células gingivales o de tejidos blandos como la encía y así evitar una invasión de la misma.

Estas técnicas de regeneración las aplicamos en multitud de situaciones, considerándose imprescindible en muchas ocasiones para poder rehabilitar al paciente de la mejor manera y devolver la anatomía y forma de su maxilar como anteriormente lo tenía.

Regeneración de alveolos postextracción

Tras realizar la extracción de un diente sabemos que se va a producir una remodelación ósea, perdiéndose gran cantidad de hueso en dicha zona.

En muchas ocasiones es importante realizar un ROG para compensar dicha pérdida de hueso que va a acontecer y así poder optar a realizar posteriormente un tratamiento rehabilitador más conservador ya sea con implantes o con prótesis fija como puentes de cerámica.

Aumento óseo horizontal o vertical

En muchas ocasiones, cuando el paciente lleva tiempo edéntulo (sin uno o más dientes), nos encontramos con que el hueso ha sufrido una pérdida bastante considerable, tanto en anchura como en altura. Cuanto más tiempo se está edéntulo, mayor pérdida de hueso se producirá.

La pérdida de hueso primero acontece con un estrechamiento y posteriormente con una pérdida en altura.

Para lograr aumentar este hueso y así poder colocar implantes a nuestros pacientes optaremos por realizar técnicas de regeneración óseo guiadas como en los casos anteriores, pero no en todos los casos nos bastará con esto, sino que en algunos pacientes más complejos, por la gran pérdida de hueso que tienen, tendremos que recurrir a técnicas complementarias como:

Cortical Split o Expansión de cresta

En pacientes con huesos extremadamente finos.

Injertos o bloques de hueso

En casos con muy poca altura ósea como para poder colocar implantes (sobre todo en inferior, en superior suelen realizarse elevaciones de seno que posteriormente explicaremos). Esta técnica se desarrollará cuando las técnicas anteriores no son factibles o suficientes, aplicándola como último recurso y siempre en combinación con técnicas de ROG. En algunos casos se podrá evitar recurriendo a implantes más cortos.

Gracias a la realización de todas estas técnicas en nuestra clínica, hoy por hoy, podemos afirmar que son muy pocos los pacientes que no podrán optar a un tratamiento de rehabilitación con implantes, obteniendo un porcentaje elevadísimo de éxito.

bruxismo

Dehiscencias y fenestraciones

En muchas ocasiones observamos por medio de Radiografías tridimensionales como los escáner (CBCT) o a simple vista en intervenciones quirúrgicas, la ausencia de hueso en dientes así como también en el acto quirúrgico de la colocación de implantes una falta de hueso alrededor de los mismos.

En estos casos es muy importante realizar una Regeneración de hueso para conseguir resultados exitosos a largo plazo.

fracturas-de-dientes

Defectos periimplatarios

Al igual que los dientes, los implantes también con el paso de los años, si no llevan un buen mantenimiento pueden sufrir pérdida de hueso en su contorno. En algunas ocasiones puede aparecer una mucositis (que es una inflamación de la encía y ligero sangrado), que con una limpieza bucal remitirá, pero en otras ocasiones más avanzadas se puede crear una periimplantitis (que en esta situación ya se aprecia una perdida de hueso).

En estos casos optaremos por tratar dichos implantes limpiando bien la zona afecta y realizando una regeneración ósea para compensar el área de hueso perdido.

Como hemos comentado en el apartado de Implantología, es imprescindible una buena higiene por parte del paciente y un buen mantenimiento con visitas periódicas al dentista para evitar encontrarnos con problemas y así evitar dicho tratamiento.

tecnologia-puntera

Elevación de Seno

La Elevación de seno es un tratamiento muy utilizado como técnica complementaria a la colocación de implantes. Se empezó a realizar hace 40 años en Estados Unidos gracias a Tatum. Nos permite la colocación de implantes en los sectores posteriores superiores cuando hay poca altura ósea, sin realizar esta técnica nos sería difícil colocarlos.

Los senos maxilares son unas cavidades llenas de aire y recubiertas por una membrana mucosa muy fina llamada membrana de Schneider. La función principal de los senos es calentar, humidificar y limpiar el aire inspirado, así como aligerar y disminuir el peso craneal, caja de resonancia de la voz y proteger el contenido endocraneal ante un traumatismo.

Estos senos suelen estar localizados en las partes posteriores del maxilar superior (normalmente a nivel de los ápices radiculares de Premolares y Molares). La técnica de elevación de seno la utilizamos cuando no hay suficiente altura ósea como para colocar un implante en la posición correcta.

Para el tratamiento de elevación de seno es imprescindible conocer perfectamente la anatomía de los mismos por medio de escáner radiográfico así como tener controlados factores como el tabaquismo, sinusitis, diabetes no controlada, etc.

Existen diferentes técnicas de elevación de seno, en dependencia de la cantidad de hueso que tenga el paciente se optará por realizar la más adecuada. En algunas ocasiones se podrá realizar en una sola fase (el mismo día de la elevación de seno se colocará el implante o los implantes) y en otras situaciones se realizará en 2 fases (primero se realizará la elevación de seno y pasados unos meses la colocación de los implantes). Explicaremos las 2 técnicas más utilizadas:

Técnica de elevación de seno Atraumática, cerrada o Summers

Esta técnica se realiza en la misma intervención de colocación de implantes. Aprovechando el lecho donde colocaremos el implante y ayudándonos de unos instrumentos llamados Osteótomos, accedemos al seno y realizamos una regeneración ósea para posteriormente colocar el implante con la altura deseada.

Técnica de elevación de seno Traumática, abierta o Caldwell Luc

Esta técnica la aplicaremos en pacientes que tienen menos altura ósea que en la técnica anterior. Consiste en realizar una ventana en el lateral del maxilar a través de la cual regeneramos con hueso el interior del seno, manteniendo la integridad de la membrana de Schneider.

En ocasiones, el mismo día de la intervención realizaremos la colocación de los implantes, pero en otras ocasiones, cuando no tenemos apenas hueso, optaremos por esperar unos meses para colocar los implantes en una segunda fase para conseguir mayor estabilidad primaria de los mismos.

Todas estas técnicas de elevación de seno son muy predecibles, y gracias a los avances y a la tecnología (como el uso de piezoeléctrico), el paciente apenas sufre molestias, facilitando la colocación de implantes donde en otras situaciones sin aplicar estas técnicas sería relativamente imposible.

estetica-dental-navarra

Regeneración periodontal

La enfermedad periodontal está muy extendida entre la población y se considera uno de los problemas más frecuentes entre nuestros pacientes.

En algunos casos, a parte de realizar un buen tratamiento periodontal y un buen mantenimiento del mismo por parte del paciente, optaremos por realizar una regeneración periodontal para conseguir un aumento de hueso en algunas de las paredes de los dientes que consideramos estables para así conseguir alargarles la vida y conseguir una mayor estabilidad de los mismos.

Ir a tratamientos de implantes dentales