¿Qué tipos de blanqueamiento existen?

En la actualidad existen diferentes agentes blanqueantes:

  • Oxidantes: las principales hoy en día. (Peróxidos de Hidrógeno y Carbamida).
  • Erosivos: Ácido cítrico, clorhídrico, fluorhídrico, etc.
  • Abrasivos: bicarbonato sódico, carbonato cálcico, etc…
  • Enzimático: Peroxidasas de la saliva y externas. Están empezando a salir ahora a la luz.

El blanqueamiento dental consiste en la despigmentación del diente mediante la aplicación de productos químicos (peróxidos de Hidrógeno y carbamida), que penetrando hasta la dentina, gracias a los Hidroxilos de su composición, oxidan los pigmentos, descomponiendo las partículas de Oxigeno y partículas colorantes, obteniendo así un diente de color más blanco y brillante.

La activación de estos hidroxilos puede ser química, térmica, lumínica, sónica, ultrasónica o enzimática.

Diferentes tipos de blanqueamiento

En dependencia del caso, el tratamiento de blanqueamiento lo podremos realizar en clínica, en casa, o ambas técnicas combinadas, para conseguir mejores resultados. Esto será en función de las características y necesidades del paciente.

En cualquier caso, siempre se tomará la decisión una vez haya sido el paciente revisado y aconsejado de que tratamiento es el idóneo para él o ella.

blanqueamiento-zoom

Blanqueamiento clínico o en consulta

Utilizamos productos más potentes, consiguiendo efectos más rápidos y visibles desde el principio. En estos tratamientos es necesario aislar el campo a tratar. En la mayoría de los casos será necesaria una única sesión y en otros habrá que realizar alguna más. En ciertos pacientes basta con este tratamiento en la clínica y en otros más complejos lo combinaremos con otros procedimientos para perfeccionar los resultados.

Podemos realizar los tratamientos de blanqueamiento clínicos con luz por medio de lámparas o láseres (fotoactivación) o sin ella (en dependencia del caso). Nuestra clínica posee la lámpara Led Philips Zoom! considerada como la mejor a nivel mundial para la realización de tratamientos de blanqueamiento.

Los métodos de blanqueamiento por medio de lámparas o luz, en muchas ocasiones se encuentran “en entredicho”, utilizándose como instrumentos de marketing y publicidad, siendo muchos de estos equipos o aparatos poco eficaces o nulas, generando exclusivamente calor por la radiación infrarroja que desprenden y produciendo en muchos casos mayor sensibilidad.

Desde nuestra clínica, consideramos que es muy importante utilizar materiales de la más alta calidad y con el mayor conocimiento de los mismos para obtener los resultados deseados.

blanqueamiento-interno

Blanqueamiento interno

Se realizará en dientes no vitales, dientes que han sido previamente desvitalizados o endodonciados y que tienen un color muy oscuro.

Con este tratamiento conseguimos igualar el color respecto a sus dientes vecinos sin dificultades.

Blanqueamiento domiciliario

Al paciente se le tomarán unas medidas o moldes para poder confeccionar y realizar unas férulas totalmente a medida. En ellas, ya en su casa, se aplicará el gel (con poder blanqueante) que nosotros le iremos suministrando, pero siempre bajo supervisión clínica.

Tratamiento muy cómodo para el paciente, obteniendo resultados apreciables desde el primer día de aplicación.

tratamientos-de-blanqueamiento

Blanqueamiento enzimático

Necesita control profesional.  Se realiza por medio de peroxidasas, también llevan agentes oxidantes. Desde hace ya unos años lo estamos aplicando en todos los casos obteniendo muy buenos resultados.

Controversia

En España la legislación sobre este tema llegó tarde…. regulando los productos que se utilizan en estos tratamientos, pero sin definir de manera específica la palabra “BLANQUEANTE o BLANQUEAMIENTO”.

En USA, se diferencian muy bien dos grandes grupos y como debería ser, dos palabras muy diferentes:

  • Whitening: de dispensación en supermercados y farmacias. Pastas y colutorios que ayudan a que los dientes no se manchen con agentes externos, pastas más bien limpiadoras, no blanqueadores, llevan agentes erosivos y abrasivos, pero no oxidantes que son los que utilizamos para cambiar el color de los dientes.
  • Bleaching: de exclusiva utilización en clínicas dentales por profesionales. Son agentes oxidantes con propiedades para cambiar el color real del diente.

Aquí a todo se le puede llamar “Blanqueante” cuando no es cierto. Con las pastas dentífricas o colutorios actuales no se conseguirá efecto blanqueador por mucho dinero que valgan, ya que por ley, no pueden llevar dentro de su composición agentes oxidantes en un porcentaje eficaz, se considerarán pastas limpiadoras que evitan posibles manchas, pero no con poder de cambiar el color del diente.